La herencia de Fidel

Con un trío en la mano solo se puede jugar de farol si lo que se pretende es intimidar a los adversarios en ese juego en el que se ponen sobre el tapete, dinero y envite. Se precisa de una carta más del mismo número para alcanzar el poker, y no sé porque será que se me antoja que esa no anda muy lejos de los aledaños de la noble patria del General Bolívar.

Continue reading “La herencia de Fidel”